5 recomendaciones para comenzar una clase de la mejor forma posible

Comenzar una clase con buen pie es algo que cada docente debería tener en cuenta, ya que eso hará que tengas más confianza desde el mismo momento que entras en el aula. A continuación, te presento algunos consejos para que esto sea así:

  1. Sé puntual siempre: Esto es un elemento clave, puesto que siendo puntual vas a poder dar todo lo que tenías programado para esa sesión lectiva. Además de esto, es innegable que durante los primeros 5 o 10 minutos de la clase, los estudiantes son más disruptivos, por tanto, siendo puntual evitarás que esto ocurra.
  2. Saluda a tus estudiantes: Debe ser un saludo enérgico con una correcta postura corporal. Aparte de mostrar respeto y educación, hará que tus estudiantes noten que ya estás en clase y es el momento de sentarse. Es algo que deberías poner en práctica el mismo primer día de clase.
  3. Evita sentarte: Es extremadamente importante que los estudiantes noten tu presencia en clase todo el tiempo, porque si estás sentado en la silla te puedes volver “invisible” para algunos estudiantes. Evita esto siendo siempre visible colocándote, por ejemplo, en mitad de la clase o caminando entre las mesas.
  4. Evita gritar: Alzar el tono de voz es contraproducente si toda la clase está hablando o gritando, de hecho, no será ninguna solución. Es importante hablar a los estudiantes con tu tono normal de voz estando de pie. En pocos minutos, te darás cuenta de que los estudiantes comienzan a estar en silencio.
  5. Explicar qué es lo que vas a trabajar durante la sesión: De nuevo, esto hará que te sientas más confiado en clase porque les estarás diciendo a tus estudiantes que no estás improvisando, que sabes exactamente qué es lo vas a hacer.

Estas 5 recomendaciones te ayudarán a mejorar tus habilidades de profesor y te hará comenzar tu clase de la mejor forma posible.

team

FUENTE – 5 consejos para comenzar con buen pie una clase

8 gestos que debes evitar a la hora de dar clase

En muchas ocasiones, estamos totalmente concentrados en nuestra comunicación verbal cuando, en realidad, no nos damos cuenta de que la mayoría de las veces estamos comunicándonos con nuestros gestos y no únicamente con lo que decimos. A veces, algunos de estos gestos pueden ser erróneos. Por ello, a continuación te voy a decir 8 gestos que no debes utilizar cuando estás dando clase.

  1. No te guardes las manos en los bolsillos: Este gesto solo te hace parecer inseguro y que, además, estás incómodo.
  2. No te cruces de brazos: Con este gesto estás dando una imagen de superioridad y pareces estar a la defensiva. A parte de esto, estar cruzado de brazos puede ser interpretado como una señal de miedo, inseguridad o incomodidad.
  3. No entrelaces tus manos ni delante ni detrás de tu cuerpo: Con este gesto solo generarás un sentimiento de inseguridad y nerviosismo y, además, perderás tu posición para poder expresarte más libremente.
  4. No agarres la mesa con ambas manos durante mucho tiempo: Con este gesto transmites un sentimiento de necesitar algo donde refugiarte e inseguridad.
  5. No juegues con las cosas que tengas en la mano: Con este gesto únicamente transmites una sensación de nerviosismo y conseguirás que los estudiantes se distraigan fácilmente.
  6. No te pongas las manos en la boca cuando estés hablando: Con este gesto, das la sensación de que no te estás creyendo lo que estás contando y además demuestras que no estás convencido de lo que estás diciendo.
  7. No señales a tus estudiantes con el dedo: Hacer esto puede ser interpretado por tus estudiantes como un gesto de amenaza. Si necesitas señalara a alguien, es mejor que lo hagas con las mano extendida y con la palma de la mano mirando hacia arriba.
  8. No te quedes con los brazos pegados al cuerpo y cabizbajo: Demostrarás una gran falta de autoestima y falta de energía.

Recuerda estas recomendaciones para que puedas ser un mejor profesor en el futuro.

warn-you

FUENTE – 8 gestos que debes evitar mientras enseñas a tus alumnos

Evitar la palabra “NO” a la hora de establecer las normas de clase

Todos sabemos que los colegios están repletos de normas cuya Comunidad Educativa está obligada a obedecer para que podamos asegurar el buen hacer y las maneras apropiadas de proceder en el colegio.

Personalmente, considero extremadamente importante establecer unas normas de convivencia en el aula, debido a la misma razón por la cual los colegios tienen normas: para asegurar el correcto funcionamiento de la clase. Sin embargo, es preferible establecer unas pocas normas en vez de establecer 50 de ellas, debido a que esas pocas normas que establezcamos, podemos asegurar que se van a respetar en todo momento. Por otro lado, a la hora de crear o establecer las normas es importante evitar utilizar la palabra “NO” en ellas, porque esa palabra significa prohibir, y la prohibición puede despertar deseo. Si te deshaces de la palabra “NO”, la norma pasará a ser una recomendación, una consideración o un lema.

Además de esto, estoy a favor de dejar a los estudiantes que creen ellos estas normas, y seguramente nos daremos cuenta de cómo ellos mismo crean sus propias normas sin la palabra “NO”.

normas

¿Qué vamos a conseguir si hacemos esto?

  1. Involucrar a los estudiantes en las normas del colegio.
  2. Hacerles ser arte de las normas del colegio.
  3. Convertir una prohibición en una recomendación.
  4. Incrementar la empatía entre los estudiantes y el docente.
  5. Fomentar el trabajo cooperativo y el consenso.

FUENTE – Prohibir despierta el deseo. Cómo evitar la palabra NO al dar una norma en clase.